La sonda Cassini observa los anillos de Saturno durante el equinoccio Imprimir
Escrito por Miguel Martín San Vicente   
Martes, 22 de Septiembre de 2009 08:59

Image credit: NASA/JPL/Space Science Institute 

La NASA ha empezado a mostrar los primeros resultados de las observaciones de los anillos de Saturno que la sonda Cassini está realizando durante la época del equinoccio, que en Saturno se produjo el pasado 11 de agosto, cuando los anillos se Saturno se mostraron exactamente de canto vistos desde el Sol, y la primavera comenzó en el hemisferio norte del planeta. Esta falta de iluminación hizo que la temperatura de los anillos descendiese hasta valores de 43 K en el anillo A, la temperatura más baja registrada hasta ahora.

 

 

Por otra parte, las particulares condiciones de iluminación que tienen lugar en dicha época permiten, entre otras cosas, estudiar con más detalle los anillos, al hacerse más evidentes las diferentes estructuras que sobresalen por encima o por debajo de su plano, bien por aparecer más brillantes, o bien por resaltar más las sombras que proyectan sobre los mismos.

 

 

En las nuevas imágenes se puede apreciar como, aunque el espesor de los anillos principales no supera apenas unas decenas de metros, en algunas zonas las partículas de hielo que los forman parecen apilarse formando estructuras que se elevan hasta 4 km por encima del plano, como en el caso de las ondulaciones que la pequeña luna Daphnis produce a ambos lados del llamado Hueco de Keeler, en la parte exterior del anillo A.

 

 

Igualmente, los científicos se han sorprendido al comprobar como la estructura corrugada (ondulada) que se sabía que existía en la parte interior del anillo D, en realidad se extiende mucho más hacia el exterior, por todo el anillo C y hasta la parte interior del anillo B.

 

 

Otras imágenes revelan la existencia, en los anillos A y C, de trazos producidos por el material eyectado a consecuencia de impactos de pequeños objetos contra las partículas que forman los anillos, lo que demuestra que hay una lluvia continua de restos interplanetarios que contribuye a la erosión y evolución de los anillos.

 

 

Y, para rematar la faena, la NASA también ha publicado un hermoso mosaico (foto de arriba, en el que se muestra (tras un cuidadoso procesado de las imágenes) a Saturno y sus anillos con las peculiares condiciones de iluminación próximas al equinoccio: con la mitad de los anillos casi exclusivamente iluminados por el reflejo del planeta (a la izquierda), y la otra mitad, casi invisible, iluminada sólo por la mínima cantidad de luz solar que recibían las partes con más extensión vertical. Una vista de una belleza que no se podía imaginar ni en los mejores relatos de ciencia ficción.

 

Más información en:

http://www.jpl.nasa.gov/news/news.cfm?release=2009-142

 

 

Última actualización en Viernes, 25 de Septiembre de 2009 01:02